Culto a la incompetencia
Fecha: 2016-10-08 15:32:37
Compartir Compartir

Se pretende dar muchas explicaciones para la polémica tercerización del servicio de limpieza pública en Trujillo, la primera es la evidencia manifesta sobre la  capacidad de recaudación a través del SATT, algo que obligo a la Municipalidad a continuar con el subsidio para menguar el bajo cobro y transferencia de recursos por la recolección de residuos, barrido y áreas verdes. Es decir el problema no se pudo solucionar en dos años, es insostenible y la salida es aceptar que una empresa privada asuma el encargo.


Mientras en la comuna se trasladan responsabilidades permanentemente –evidenciado en los constantes cambios de gerentes en menos de dos años– en casi media gestión no se pudo reformular el sistema de limpieza en la ciudad siempre amparado en el bajo recaudo y con el escudo de las bombas de tiempo heredadas de la gestión anterior. Casi dos años, y se sigue escuchando excusas, algo que en la gerencia moderna se califica de una sola manera: incompetencia.


El letargo administrativo absorbió también la voluntad de los funcionarios, el alcalde en extrañas cercanías a un regidor opositor, coincidian en una propuesta con olor a lobby en la que se trabaja la forma pero nunca se plantea solución al fondo del asunto, al porqué el SEGAT aún no cumple su verdadera función y genera recursos mediante la supervisión y control de la disposición de residuos y se entrampa en un lío de colores políticos e intereses empresariales, donde a pesar del informe de la consultora AMBIDES nada garantiza que las condiciones de pemanencia laboral se respeten, peor aún, que se mantenga el costo de arbitrios que en el mismo informe cita deberán evaluarse para el 2017.


Es un cuento chino. Vaya usted alcalde, viaje y hable sobre seguridad y paz en Paraguay mientras aquí nos la ingeniamos, tal vez hagamos usemos los huecos de la pista para enterrar la basura, hasta que haya evidencia de una administración eficiente que no se ampare en desgastados argumentos y cumpla la tarea para la que fue elegida: hacer gestión.