Otra lectura del caso Humala
Fecha: 2017-07-15 22:17:26
Compartir Compartir

¿Alguien se ha preguntado porqué apenas se conoció la orden de prisión preventiva Ollanta Humala y Nadine Heredia se entregaron a la justicia? Podríamos asistir al relanzamiento político de la mal llamada ex pareja presidencial pues, con el fundamento jurídico que los especialistas suponen, quedarían bajo comparecencia, libres y con ganas de gritar a los cuatro vientos que son perseguidos políticos amén de lo que su juicio pueda determinar.


Mitificar a jueces por enfrentarse a la corrupción con resoluciones históricas, no implica que su razonamiento, siempre sea el correcto, debe tomarse en cuenta que, el fallo, involuntariamente podría sentar un precedente en el juzgamiento a exfuncionarios.


Ver a un expresidente ir a la cárcel, duele. El personificó a la Nación, nos representó por cinco años, y lejos del clamor de justicia, debemos admitir que es un nuevo golpe al Perú y los peruanos.


Se exige mano dura en delitos de corrupción pero debe tomarse en cuenta la naturaleza de la prisión preventiva como una medida de excepción, pues nadie asume lo que pasaría si en la etapa de juzgamiento, se muestran vacíos en los fundamentos que, como citaban los especialistas, se basan sustancialmente en informes de ONPE y declaraciones de colaboradores eficaces de Brasil.


Con esto nadie firma la inocencia de Humala y Heredia, pero en el hecho particular, la celeridad en el fallo, argumentada por el riesgo procesal, implica otras valoraciones que debían tomarse en cuenta para que esto no tenga un efecto bumerang. El ponerse a derecho ya era una respuesta al riesgo de fuga que argumentaban.


Controlar la ebullición mediática, la pasión del ciudadano indignado es complicado cuando en temas de corrupción ya nada sorprende. Ya los medios le dan espacio a los simpatizantes, las portátiles que los tildan de víctimas políticas y argumentan sobre la afectación a sus hijos; algo que no está en discusión.


Quizá pocos –me incluyo- crean en la inocencia de la pareja pero si debe exigirse un proceso ordenado, responsable, lejos del show mediático, que garantice el debido proceso y nos demuestre si merece o no hacerlo compañía a Fujimori en la Diroes