Publicado: 12/10/2017
Ciudadanos rechazan alza de las tarifas de agua y desagüe
Trujillanos cuestionaron el incremento de tarifas, argumentando que en ciertas zonas no reciben agua potable las 24 horas del día.
Foto: La Industria

Luego de conocerse la aprobación del incremento de las tarifas de agua potable y alcantarillado, ciudadanos trujillanos de distintos sectores, manifestaron su rechazo a la nueva medida.


Como informamos previamente, la Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento (Sunass) aprobó un aumento de 8.75 %, en el caso del recurso hídrico y de 9,15 % para el alcantarillado. Según autoridades de Sedalib, esta medida se ha hecho efectiva “para renovar las redes de alcantarillado y mejorar los servicios”.


Al respecto, la alcaldesa vecinal del centro histórico, Graciela Müller Solón, aseguró los vecinos no han sido consultados sobre esta decisión e incluso, sufren el colapso diario de las redes de alcantarillado.


“A la Sunass nunca le ha importado reunirse con los alcaldes vecinales para recoger sus inquietudes. Cómo es posible que incrementen las tarifas de agua si todos los días colapsan las tuberías de alcantarillado, nos cortan el servicio desde las 4 de la tarde y nos cobran hasta el aire que hace girar el medidor. El alza nos sorprende e indigna; Sedalib es una institución a la que menos le interesa nuestra opinión”, aseguró la autoridad vecinal. 


Más noticias >>> Trujillo: Tarifa de agua potable subirá desde este mes


Por su parte, el Defensor del Pueblo, José Agüero Lovatón, Defensor resaltó la importancia de informar a la ciudadanía qué se hará con tal dinero. “Recuerdo que hace cuatro años esa misma entidad publicó un informe dando cuenta de que Sedalib necesitaba subir sus tarifas para brindar un mejor servicio porque con lo que tiene, no le alcanza. Sin embargo, deberían informar en qué obras se invertirá el dinero”, comentó.


En redes sociales

Los usuarios de Facebook también expresaron su malestar en las diferentes publicaciones que dan cuenta sobre esta medida. Señalaron como problemas más usuales, la ausencia de agua por horas, el colapso de pistas por filtraciones de tuberías y la mala atención que reciben tras presentar reclamos por irregularidades en sus recibos. “Pagué 350 cuando el mes anterior pagué 65 y la empresa manda un comunicado para esperar a su personal que revisaran las instalaciones y nunca llegaron” indicó Juanita Horna.