Publicado: 10/05/2017
Gran polémica por despido del director del FBI en EE.UU.
Tras el despido por parte de Donald Trump hacia el director del FBI de Estados Unidos, el magnate señaló que está en busca de un nuevo líder.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, causó un sismo político al despedir por sorpresa al director del FBI, James Comey, quien lideraba una investigación sobre los posibles lazos de la campaña del magnate con Rusia en las elecciones de 2016.


"El FBI es una de nuestras instituciones más estimadas y respetadas de nuestra nación y hoy marca un nuevo comienzo para nuestra joya de la corona de las fuerzas del orden", afirmó Trump en una nota oficial emitida por su portavoz, Sean Spicer.

                 

Spicer indicó que Trump "actuó basándose en las recomendaciones claras del vicefiscal general, Rod Rosenstein, y el fiscal general, Jeff Sessions", y señaló que "la búsqueda de un nuevo director del FBI empezará inmediatamente".


El propio presidente envió hoy una carta a Comey, quien se encontraba de viaje en California cuando estalló la noticia, en la que le informó de su destitución "con efecto inmediato".


"Aunque aprecio enormemente que usted me informara, en tres ocasiones distintas, de que no estoy bajo investigación, aún así estoy de acuerdo con la conclusión del Departamento de Justicia de que usted no es capaz de liderar eficazmente el Buró", dice Trump.


De esa manera, el gobernante republicano hace en la misiva una aparente alusión a la pesquisa del Buró Federal de Investigación (FBI) sobre los nexos entre Rusia y la campaña electoral del magnate neoyorquino.