Publicado: 09/06/2017
"Elidio apañó ampliación irregular de contrato de recaudo"
El exregidor de la Municipalidad Provincial de Trujillo (MPT), Luis Carlos Santa María, dijo que el alcalde "se lavó las manos" ante el Congreso.
Santa María criticó al burgomaestre por el contrato.

Irregularidad. El exregidor de la Municipalidad Provincial de Trujillo (MPT), Luis Carlos Santa María, advirtió que la ampliación del contrato del sistema de Recaudo Electrónico de transporte en Trujillo que suscribió la MPT y la empresa Recaudo Trujillo S.A.C. (conformada por Graña y Montero Digital - GMD y Graña y Montero - GYM), evidencia serias irregularidades de las que el alcalde Elidio Espinoza, habría tenido conocimiento.


Señaló que ante la Comisión de Transportes y Comunicaciones del Congreso de la República Espinoza se “lavó las manos”, responsabilizando al gerente de Transporte Metropolitano de Trujillo (TMT) de ser él quien firmó el acta de ampliación de plazos.


“Los trujillanos hemos sido testigos como Elidio Espinoza en su citación al congreso se lavó las manos y dijo que él no firmó nada y quienes lo hicieron fueron los funcionarios de TMT, para librar responsabilidades, pero está claro que él apoyó todo el tiempo la ampliación aún sabiendo que para que proceda se requería del acuerdo previo del Concejo Municipal", puntualizó.


Santa María explicó que el municipio de Trujillo suscribió, a través de TMT, una ampliación de seis meses al plazo que establece el contrato para que la empresa Recaudo Trujillo afilie un determinado número de transportistas, sin que ello sea su competencia.  Es decir, cualquier modificación al contrato tenía que ser a través de adendas que previamente tienen que ser aprobadas por el Concejo Municipal, además de informarse al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y a la Contraloría General de la República.


Sin embargo, se saltaron estas tres instancias y el alcalde siguió coordinando los detalles del contrato con un gremio de transportistas afectando sus intereses por todo el tiempo y recursos que los han echo perder.


El aspirante a la alcaldía de Trujillo señaló que el problema es más grave de lo que parece, pues resulta que el Grupo Graña y Montero anunció la venta total de su participación en  la empresa Graña Montero Digital (GMD), lo que dejaría en el incierto el proceso de recaudo electrónico, pues el contrato prohíbe transferir sus acciones.


Como es de conocimiento público, GMD y GYM se agruparon para formar la empresa Recaudo Trujillo S.AC. para que se encargara de la parte ejecutiva de la concesión del recaudo electrónico y control de flota que les otorgó el municipio de Trujillo. Pero en el acápite 16.1 “Transferencia de Concesión” del contrato, establece que el concesionario no podrá transferir su derecho de concesión o ceder su posición contractual sin la autorización escrita del concedente, es decir la comuna provincial.