Publicado: 12/07/2017
Vehículos interprovinciales usan pistas como paraderos
Buses interprovinciales se apoderan de las prolongaciones Unión y Vallejo, sin ningún tipo de control. A ello se suma la congestión vehicular.
El problema se agudiza con la circulación de las unidades de transporte público, ya que generan congestión en la vía.

Nadie los controla. Una gran cantidad de vehículos que viajan al norte y sierra liberteña han convertido las calles y avenidas de nuestra ciudad en paraderos  al paso que fungen de improvisados espacios para recoger pasajeros. Además, esta situación se suma al tráfico causado por el servicio de transporte urbano, otro problema que agudiza aún más la difícil situación y provoca caos en las pistas.


Un ejemplo de este hecho se puede observar en la prolongación Unión, en donde existe una especie de terminal (en plena calzada) donde operan las unidades que cubren la ruta de Trujillo a Otuzco. Allí, los llenadores de estas unidades convocan a los potenciales pasajeros y los conducen hasta las combis o colectivos que permanecen estacionados  en plena vía pública.


Acá no hay control, todo el mundo sabe que los carros que van a Otuzco se paran en este punto para esperar a sus pasajeros”,expresó Mario Paz Rojas,vecino que reside en dicha zona.Asimismo, se pudo constatar que en la intersección de las cuadras 17 y 19 de la citada arteria operan las empresas de buses‘Milagros’, ‘Trandía’, ‘Huaso’, y otras de combis. Ello sin mencionar a los numerosos talleres de mecánica que proliferan en el lugar.