free web stats


Publicado: 19/01/2018
Mar Picante: el imperio que nació en la calle
Conoce la historia del conocido restaurante trujillano que nació en la calle hace 17 años.
Compartir Compartir
180 puestos de trabajo genera esta empresa en Trujillo.

Alan Olguín Huerta se quiebra y derrama lágrimas al recordar que hace 17 años era ambulante y hoy es dueño de Mar Picante, el restaurante que a fines del 2001 fundó junto a su hermano Gerardo Álvaro Huerta.


Y efectivamente, hace 17 años, ambos hermanos estaban en la calle con la mochila familiar sobre el hombro. Fue así que decidieron abrir este reconocido restaurante trujillano. Empezaron y no pararon hasta formar el imperio gastronómico que hoy cuenta con 4 locales, dos con nombre propio y otros dos con una marca diferente.


¿Qué hicieron para crecer tanto en tan corto tiempo? La respuesta es sencilla: innovaron e innovación. “La verdad es que después de tanto tiempo nos hemos dado cuenta que si no hay innovación se frena y la marca se estanca. Nosotros acabamos de innovar nuestro local y nuestras ventas han subido en un 25 %. Hemos renovado todo el mobiliario, baños, pisos y tenemos más espacio”, refiere el emprendedor.


La inversión para ejecutar dicha innovación asciende a 700 mil soles, en promedio, ya que hoy este restaurante cuenta con una impresionante vista panorámica, en la avenida Húsares de Junín. “Todos los trabajos de innovación los hicimos en dos meses porque teníamos prisa para que nuestros colaboradores no se queden sin trabajo. Incluso todos nuestros colaboradores estuvieron en el equipo de los trabajos de innovación.


En algún momento quedaron afectados”, sostiene. Señala que después de 10 años decidieron mejorar todas sus instalaciones, ya que el cliente siempre busca comodidad. “Hemos renovado nuestro local de Húsares, luego haremos lo mismo con el local de la avenida América. Después recién pensaremos en abrir otro local porque ya aprendimos que primero hay que innovar y consolidar un negocio para poder ampliarse”, agrega.


Actualmente, este restaurante, entre sus dos locales atiende 1.400 clientes por día y genera 180 puestos de trabajo entre sus cuatros locales que maneja en Trujillo.


“Próximamente pensaremos abrir en horario nocturno porque sabemos que los clientes siempre están a la espera de darle algo especial y adicional. Vamos a seguir innovando y trabajando duro como lo hemos hecho desde el primer día que empezamos con nuestro negocio”, puntualiza.


Finalmente, asevera que a largo plazo, seguramente este grupo empresarial continuará expandiéndose, y tendrá filiales en otras ciudades, así como invertirá en otros rubros siempre relacionados a la gastronomía y al turismo regional y nacional.