free web stats


Publicado: 10/01/2018
Triple crimen habría sido motivado por tráfico de terrenos
Una de las víctimas pertenecía a la banda delincuencial `Los canallas de La Esperanza´ y tiene una serie de antecedentes, según la Policía.
Compartir Compartir
Garizon Cruz Chunga, Yesica Fernández Aguado y Walter Villegas Loloy fueron ultimados por un sicario la noche del lunes.

Garizon Hoober Cruz Chunga (31), conocido como ‘Gordo Larry’, una de las tres personas asesinadas a balazos la noche del lunes en el distrito de Huanchaco, estaba al margen de la ley. Sus pasos no eran nada santos.


Él fue el principal blanco de los dos sujetos que lo atacaron a tiros, en circunstancias que libaba licor a las afueras de la vivienda, ubicada en la manzana M, lote 16 del sector Villa Hermosa del centro poblado Víctor Raúl. Yesica Alexandra Fernández Aguado (21), quien al parecer era su pareja, salió en su defensa y tuvo el mismo destino, al igual que Walter Francisco Villegas Loloy (56).


El único que sobrevivió fue Robert Villegas Charcape (32). ¿Pero qué motivó este acto criminal? Todo indica que la respuesta descansa en las actividades ilícitas a las cuales se dedicaba ‘Gordo Larry’.


De acuerdo a la PNP, Cruz Chunga pertenecía a la organización criminal ‘Los canallas de La Esperanza’, liderada por el sujeto conocido como ‘Bocón Robert’. Esta banda se dedica actualmente al cobro de cupos, pero principalmente a la invasión de terrenos, los mismos que se disputa con sus rivales de ‘La jauría’.


‘Los canallas’ tiene bajo su poder dos extensos terrenos en La Esperanza, la zona conocida como el Mercado de Leña y el Club del Pueblo. Según las pesquisas, Gordo Larry era el encargado de monitorear las invasiones, así como la venta de lotes. La banda ‘La jauría’, interesada en estas áreas, habría decidido acabar con la vida de Cruz Chunga.


El crimen no paga


‘Gordo Larry’ tenía un rosario de antecedentes. Registra denuncias por robo agravado, bajo la modalidad de marca, el 2004, 2007 y 2009. El 6 de marzo del 2011, fue detenido tras haber arrebatado 30 mil a una de sus víctimas.


También fue investigado por haber intentado matar a una persona, identificada como E.S.R., el 2015. Al año siguiente, fue denunciado por el delito de hurto agravado en agravio del empresario N.A.R. Aquella vez actuó de manera conjunta con Jorge Zapata Ato (a) ‘Koki’, otro de los cabecillas de ‘Los canallas de La Esperanza’.